T-SPOT.TB

Prueba para el diagnóstico de Tuberculosis T-SPOT.TB

Necesidad

La tuberculosis (TB), sigue siendo uno de los principales problemas de salud pública en el mundo. Según informe de la Organización Mundial de la Salud, en el 2011 se presentaron 8.7 millones de nuevos casos y 1.4 millones de personas murieron por esta causa.

En la actualidad, se han mantenido los progresos en la reducción de la enfermedad, alcanzando la meta estipulada en los Objetivos de Desarrollo del Milenio, esto gracias a los programas de promoción y prevención que se han realizado alrededor del mundo y las nuevas técnicas de diagnósticos.
El desarrollo de nuevas pruebas diagnósticas ha permitido la intervención oportuna de los contagios de pacientes con TB alrededor del mundo, sin embargo en países en vía de desarrollo como el nuestro, esta nuevas pruebas diagnósticas de TB latente se hace ahora disponible con el T-SPOT .TB.
En nuestros países por el momento la única prueba disponible para el diagnóstico de TB latente es la PPD o tuberculina, prueba desarrollada con antígenos atenuados de Mycobacterium bovis y que puede presentar reacción cruzada en personas que tienen la vacuna de la BCG o que han tenido contacto con otras micobacterias.
Otros inconvenientes que se tienen con la prueba de la tuberculina es la anergia que se puede presentar en pacientes VIH positivos en etapa SIDA, niños de 2 a 5 años, ancianos, diabéticos, nefropatas, cáncer, leucemia, tratamiento inmunosupresor.

Solución

El T-SPOT.TB es un inmunoensayo producido por Oxford Immunotec. La prueba se basa en una reacción antígeno-anticuerpo con antígenos específicos del Mycobacterium tuberculosis (ESAT-6 y CFP-10), que están ausentes en la BCG y en otros tipos de micobacterias, permitiendo que esta prueba sea más especifica que la prueba de la tuberculina.

 

Beneficios

Seguridad que se tiene del resultado, ya que la prueba de la tuberculina tarda 72 horas para dar un diagnóstico, y la lectura depende totalmente de la disposición del paciente para volver al laboratorio para su interpretación. Con el T- SPOT.TB, estos inconvenientes no se tienen, ya que el paciente solo tendrá que donar una muestra de sangre y los resultados están disponibles a las 36 horas, sin portar problemas de inflamación por la reacción antígeno- anticuerpo.

En un estudio realizado por el Johns Hopkins Health Systems, se pudo demostrar una falsa economía que se tiene con la prueba de tuberculina, ya que el programa de PPD costaba entre 53 a 72 dólares por trabajador de la salud. Al utilizar la prueba de T-SPOT.TB se eliminan las visitas periódicas para la prueba en pacientes que tuvieron contacto directo con la micobacteria, y que tienen resultados negativos en la prueba de la tuberculina, además de los costos asociados con la realización de las radiografías en pacientes igualmente negativos con esta prueba, o que presentaron un posible falso positivo en la prueba de tuberculina, ocasionado posiblemente por reacciones cruzadas con otras micobacterias, y en nuestro caso por la vacunación con la BCG.